Alejandro_Lerroux.jpg
Alejandro Lerroux García: Foto. Wikispaces
Alejandro Lerroux García
, político y periodista. Nació en la localidad cordobesa de La Rambla en 1864 y murió en Madrid en 1949 a los 85 años de edad. Ocupó la presidencia del gobierno durante breves períodos de la Segunda República.

Formación
Lerroux García, era hijo de un veterinario militar, comenzó la carrera de armas, pero la abandonó enseguida. Al parecer, también había estudiando durante algún tiempo en el Seminario. Esto le originó unos fuertes sentimientos antimilitaristas y anticlericales. Se licenció en Derecho, aunque acabó la carrera en la Universidad de La Laguna (Tenerife) y con 59 años, mediante un único examen, aprobó de una vez todas las asignaturas de la carrera de Derecho.
Inicios
Lerroux García militó desde su juventud en los partidos republicanos, siguiendo a Manuel Ruiz Zorrilla. Fue detenido y preso varias veces, impenitente duelista a la usanza romántica, se estableció en Barcelona.
Periodismo
Se dedicó al periodismo, desarrollando un estilo agresivo y populista; dirigió varias publicaciones, entre ellas El País, El Progreso, La Publicidad, El Intransigente y El Radical. Las campañas de sus periódicos produjeron disturbios de carácter antimilitarista y anticatalanista, contrarrestados por fuertes reacciones de otros sectores opuestos.
Alejandro Lerroux, fue uno de los 173 fundadores de la Asociación de la Prensa de Madrid en 1895, fue elegido vicepresidente primero de la Asociación poco después de que se instaurara en España la II República, en 1931. Fue presidente de la APM de octubre de 1931 a septiembre de 1933 y desde octubre de 1933 a octubre de 1934. Durante su mandato se constituyó el Montepío de Periodistas, institución que, merced a los beneficios que proporcionaba la "Hoja del Lunes", haría posible que los periodistas gozaran por primera vez de un subsidio de enfermedad y de una pensión de jubilación.
Político profesional
Gran orador y de ideas progresistas, su carrera política se inicia en 1901, cuando es designado diputado a Cortes, por la Unión Republicana, entre cuyos fundadores se había contado, repitió en 1903 y 1905, hasta que el cofundador Nicolás Salmerón abandonara el partido para incorporarse a la coalición Solidaridad Catalana en 1906.
Su discurso populista y anticlerical, así como la intervención en diversas campañas contra los gobiernos de la Restauración, le hicieron muy popular en los medios obreros de Barcelona, que acabaron constituyendo la base de un electorado fiel.
Partido Republicano Radical
La defección de Lerroux hacia la coalición Solidaridad Catalana en 1906, le llevó a separarse, formando en Barcelona el Partido Republicano Radical (1908) al que rápidamente se adscriben multitud de seguidores gracias al carisma de su líder, un personaje fogoso y bastante demagógico, fustigador de los ricos y paladín de la clase obrera. Su encendido manejo de la palabra ante nutridos oratorios y sus ataques a la burguesía y a la Iglesia le causan numerosos problemas, siendo varias veces procesado por difamación. y encabezando la lucha contra el creciente nacionalismo catalán.
Exilio
Tuvo que exiliarse en varias ocasiones, primero para escapar a la condena dictada por uno de sus artículos (1907) y más tarde huyendo de la represión gubernamental por la Semana Trágica de Barcelona (1909). De vuelta a España, aceptó entrar en la Conjunción Republicano-Socialista, con la que volvió a ser elegido diputado en 1910. Desde entonces se vio envuelto en una serie de escándalos que le alejaron de su electorado barcelonés, entre acusaciones de corrupción ,hasta el punto de que hubo de cambiar de distrito, presentándose por Córdoba en 1914.
Dictadura de Primo de Rivera
Participó en política durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, aún cuando la secesión de los Radical-Socialistas de Marcelino Domingo en 1929 debilitó su partido
Segunda República
gobierno-ii-republica-14-abril-1931.jpg
Gobierno de la II República en 1931 del que formó parte Alejandro Lerroux

Formó parte del comité revolucionario que preparó el derrocamiento de Alfonso XIII, y participó en la proclamación de la Segunda República en1931 teniendo un gran protagonismo durante todo el periodo republicano.
En diciembre de 1931 abandonó el gobierno de Manuel Azaña, en el que había ocupado la cartera de Estado, por estar en desacuerdo con la continuidad de la alianza republicano-socialista que lo había sustentado
A partir de entonces se aproximó a las posiciones de la derecha y tras su éxito en las elecciones de noviembre de 1933 pactó con la CEDA para formar gobierno.
Presidencia del Gobierno
En 1933, su partido gana las elecciones en coalición con la CEDA del derechista Gil Robles. El nuevo gobierno del que es presidente inaugura un periodo de represión de las izquierdas y del movimiento obrero, el llamado Bienio Negro. Fuertemente presionado por los sectores más reaccionarios, el gobierno Lerroux empieza a revisar la legislación laica, amnistía entre otros a los golpistas Sanjurjo y Calvo Sotelo y paraliza la reforma agraria y el estatuto vasco.
Uno de los mayores problemas que tendrá que afrontar será la revolución de Asturias, en 1934. El rápido deterioro de las condiciones de trabajo y de vida de las minas y el campo asturianos hizo que el salario de un trabajador agrícola pasara de 12 pesetas diarias en 1931 a 4 apenas tres años más tarde. La difícil situación provocó un estallido de violencia revolucionaria que será aplastado a sangre y fuego por las tropas del gobierno.
Su definitivo derrumbe político vendría dado por su implicación en el escándalo del estraperlo, que motivó su alejamiento de la coalición gobernante. En ese escándalo estaba implicado su propio hijo adoptivo, Aurelio Lerroux , y otros significados políticos del Partido Radical, como Salazar Alonso, ministro de la Gobernación y alcalde de Madrid y el gobernador civil de Barcelona. Al mes siguiente estalló otro escándalo, el llamado caso Nombela que deterioró definitivamente la imagen de los radicales y dio al traste con su alianza con la CEDA de Gil Robles.
Decadencia
Después del escándalo del estraperlo, cayó en desgracia. Para las izquierdas, quedó como un auténtico oportunista y aprovechado de su condición de "representante del centro político (aunque fuera el líder del Partido Radical, se reconocía como tal)". Para las derechas, fue el arquetipo del demagogo y del politicastro, término alusivo a los políticos oportunistas, corruptos y nefastos.
Otros pocos, le consideran un ejemplo de estadista, político que siempre procura el bien del Estado, tanto cuando está en el gobierno, como cuando está en la oposición.
Exiliado en Portugal, octogenario y enfermo, regresó a España en 1947, habiéndose reconciliado con los líderes del alzamiento militar del año 1936, o, como se dijo en el lenguaje de la época "aceptando el hecho del Alzamiento". Murió dos años después, solo y olvidado.

Volver a la página de inicio

Fuentes
Alejandro Lerroux Biografías y Vidas
Alejandro Lerroux. Arte Historia
Alejandro Lerroux Cordobapedia

Bibliografía

  • Alvarez Junco, José (1990). El Emperador del Paralelo. Lerroux y la demagogia populista. Madrid: Alianza Editorial. ISBN 84-206-9605-6.
  • Townson, Nigel (2002). La República que no pudo ser. La política de centro en España (1931-1936). Madrid: Taurus. ISBN 84-306-0487-1.
    Editor: FRB